Covadonga, 722

3 de Febrero del 2022 - José Luis López Tamargo (Oviedo)

Se cumplen 1300 años de la Batalla de Covadonga y ceo que debería celebrarse esta efeméride para realzar las respetables identidades asturiana y española. Covadonga, querámoslo o no, sigue siendo de lo más conocido de la identidad asturiana, aparte de la sidra y la fabada.

Es un santuario mariano de categoría mundial y los asturianos, creyentes o no, respetamos y tenemos cariño a la venerada Santina. Mito, leyenda o fecha de historicidad indudable para lo que tal vez no fue más que una escaramuza contra un destacamento islámico, supuso el claro embrión del Reino de Asturias, que dio lugar al Reino de León, al Reino de Castilla y al condado de Portugal, embrión de la nación portuguesa. El muy olvidado Claudio Sánchez Albornoz, en su gran obra “Orígenes de la Nación española. El Reino de Asturias”, se pregunta: “¿Habría podido Carlomagno actuar con tanta libertad de movimientos si el Reino de Asturias, de quien nadie se acuerda en la historia de Europa, no se hubiera formado en las montañas?”.

Lo que es cierto es que en Covadonga se concita la gesta de unos antiguos astures y vadinienses montañeses y el surgimiento de Pelayo como “Prínceps”. No se trata de henchidas y vanas ínfulas, sino de tener en cuenta que la historia es fuente de cultura y oportunidades, de turismo y de identidad de raíz, local y universal a la par. En Covadonga, en cierto modo, comenzó la identidad hispánica. Me encanta que en la gruta, junto a la bandera del Principado de Asturias y la española, estén las banderas de todos los países hermanos hispanoamericanos. Ya que de todos es conocido que también se venera a la Virgen de Covadonga en múltiples iglesias de habla española del mundo, así como en todos los Centros Asturianos. Covadonga tiene una significación asturianista y española universal, religiosa cristiana, pero también podría ser esta celebración motivo para un encuentro y unión de civilizaciones, una “reconciliación”, desde la tolerancia, de la mentalidad tradicional de reconquista y la islámica, tan fructífera pero hostigadora del pequeño Reino asturiano, formado por linajes astures, cántabros y galaicos. Luego, base de las dinastías astur-leonesas. Covadonga es lugar de paz, sagrado y cuna de Asturias, España y Europa. Quien mima su historia y raíces podrá crecer desde ellas y desplegar sus amplias alas para volar lejos. Covadonga no es algo rancio y caduco, con ribetes de tiempos franquistas, es algo muy vivo en el corazón de muchos asturianos, una comunidad histórica milenaria, pero abierta a todos los españoles y al mundo. Desde su historia, cultura, escenarios naturales, gastronomía y mentalidad tradicional. Covadonga sigue poniéndonos en el mundo como asturianos, y eso no se puede desaprovechar. Por Asturias y Don Pelayo.

Cartas

Número de cartas: 45649

Número de cartas en Julio: 110

Tribunas

Número de tribunas: 2070

Número de tribunas en Julio: 3

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador