La Nueva España » Cartas de los lectores » Tribuna » Prioridades a resolver

Prioridades a resolver

23 de Abril del 2022 - José María Casielles Aguadé

En clara y sincera contradicción al razonable desencanto popular, fruto de reiterados desengaños, hay que decir que la actividad política honesta es una de las más nobles tareas humanas cuando se centra limpiamente en la dedicación a los demás. Parte previa y esencial del problema consiste en convencer a los conciudadanos, distraídos con mil preocupaciones, sobre lo que es rigurosamente sustancial y urgente para el bienestar general.

Exijamos firmemente la inmediata eliminación del escandaloso "impuesto de sucesiones" que nos aflige, como muy objetivamente recogía LA NUEVA ESPAÑA el día 19 de febrero del actual, con las cifras comparativas de 103.135,48 euros en Asturias frente a cero euros en Galicia, Cantabria y Andalucía. Este impuesto debe ser eliminado inmediatamente.

La impresentable figura del "okupa" de pisos es una burla legal a los dolorosos desahucios, incluso algunos equivocados que se tramitan, y a la deseable imagen internacional de Estado de Derecho que pregonamos y en el que, tal como está, ni la Policía ni la Justicia nada pueden hacer hoy en España, con grave repercusión de las inversiones inmobiliarias nacionales y extranjeras.

La reiterada, e indebidamente tolerada, "inmigración ilegal", que ha incorporado en los últimos años centenas de miles de individuos a España, llegados especialmente por vía naval vulnerando las leyes de navegación vigentes y las de franqueo de fronteras, con inconcebibles apoyos de ONG, la silenciada mediación de pagos de los interesados y ayudas improcedentes a instituciones, que no se ajustan a los principios de Frontex, lo que traerá graves problemas. Hoy pasamos de seis millones de acogidos. Aunque resulte menos sensible, en la misma línea de arbitrariedad están las incautaciones de yates a políticos rusos, sin el más mínimo proceso de tramitación legal previo. Un Estado de Derecho no puede admitir esta forma de actuar, al margen de los procedimientos de justicia.

Impuesto de sucesiones, okupas, inmigración ilegal, drogas, covid y guerra, entre otras preocupaciones, hacen peligrar el bienestar general

No vendrá mal recordar que sin libertad de prensa, y en general en los medios de comunicación social, no existe democracia; lo mismo puede decirse cuando no se respeta de forma escrupulosa la Constitución

El notorio incremento de la circulación y comercio de drogas de procedencias americana, africana y asiática, que en los últimos años hacen de España el principal destino de llegada a Europa de estos productos nefastos, que son fuente habitual de toda clase de delincuencias graves, como bien saben nuestras meritorias Fuerzas de Seguridad, que se ven desbordadas a pesar de su reconocida eficacia. En la consecución de estos hechos concurren una evidente dejación de funciones de gobierno, y cierta lenidad en las tareas de la oposición, que las tolera y consiente. Es hora de decir que la primacía en la oposición no se debe valorar por la simple cuantía de las fichas de sus asociados, sino por su firmeza y contundencia en los ámbitos parlamentario y judicial, para corregir fallos como los aquí comentados, que afectan grave y lamentablemente a la ciudadanía. Si un partido de la oposición, de cualquier signo o identidad, presenta las iniciativas parlamentarias concretas para corregir estos intolerables abusos, los demás tendrán que apoyarlo, so pena de quedar descolgados en la esencial tarea de proteger los intereses comunes de los ciudadanos.

Anotemos también, respecto a la persistente pandemia, que tras la ridiculización de Bolsonaro porque decía que el covid-19 era solo una "gripiña", ahora nos "bolsonarizamos" aquí con la "gripalización". Cosas "veredes": desentendámonos de la séptima ola.

No vendrá mal recordar que sin libertad de prensa, y en general en los MCS, no existe democracia. Lo mismo puede decirse cuando no se respeta de forma escrupulosa la Constitución vigente, y cuando el mandato presidencial de gobierno se prolonga en la misma persona por encima de dos legislaturas de cuatro años, como sin ir más lejos es el caso del Sr. Putin en Rusia (20 años) y fue el de la Sra. Merkel en Alemania (16).

El uso indebido e inmoderado del decreto, por simple compilación y sin el menor intento del necesario "ordenamiento jurídico", es de pésimo pronóstico democrático. Lo mismo puede decirse de la falta real de independencia entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, y cuando en la actividad parlamentaria se sustituye habitualmente la "dialéctica" -refrendo de las opiniones y criterios con razonamientos lógicos basados en la verdad- por la mentira y el insulto.

Bien está la consiga: "Contra el abuso, tolerancia cero", que se puede y debe extender también a la "reiterada incompetencia", con la misma calificación.

Para terminar, tranquilicemos razonablemente a nuestros compatriotas: No habrá guerra nuclear. Como modesto oficial de Ingenieros, y más aun como doctor en Química estudioso de la guerra NBQ, coincido plenamente con mi distinguido y admirado amigo el coronel González Crespo, perfecto conocedor de los rusos, de su idioma y de su Ejército, en que Putin no apretará el botón rojo, que produciría más de cien millones de bajas entre Oriente y Occidente, solo en los efectos de la primera hora. A Biden también le han leído la cartilla sus asesores cuerdos. Loado sea Dios.

Cartas

Número de cartas: 40048

Número de cartas en Junio: 202

Tribunas

Número de tribunas: 1859

Número de tribunas en Junio: 13

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador