La Nueva España » Cartas de los lectores » La música clásica, identidad singular ovetense

La música clásica, identidad singular ovetense

1 de Septiembre del 2022 - Carlota y Francisco Izquierdo (Oviedo)

Para un músico profesional resulta triste ser testigo de cómo el excepcional panorama musical ovetense va siendo cada vez más y más complicado. El ambiente cultural de una ciudad ha sido siempre un medidor fiable del bienestar de dicha sociedad y, en España, Oviedo había estado históricamente a la cabeza, especialmente en la música clásica. En un país que todavía se encuentra en proceso de crecimiento musical y de creación de orquestas, suscita preocupación que nuestra ciudad, que otrora lideraba el panorama nacional, pueda seguir hoy la tendencia contraria.

No es ningún secreto que España, en cuanto a cultura ‒especialmente la musical‒ suele ir rezagada con respecto a Europa. Tanto es así que, mientras que en Alemania todas las ciudades mayores de 50.000 habitantes cuentan con teatro y temporada de ópera, Zaragoza, con más de 600.000 ciudadanos, está comenzando ahora a plantearse la creación de su primera orquesta profesional. Así, siendo algo atípico en España, la capital del Principado se encontraría al mismo nivel sociocultural que las principales urbes europeas con sus dos orquestas sinfónicas, las temporadas de ópera y zarzuela y los distintos ciclos de conciertos que cuentan con el siempre fiel público ovetense.

No atiende a ninguna lógica que, a tan solo unas semanas del inicio de la temporada, todavía se estén tramitando los presupuestos del Ayuntamiento para los «Conciertos del Auditorio» y no se conozca la programación incluida en los abonos (consecuencia directa de lo primero). Sería una verdadera lástima que estos proyectos musicales, que se sacaron adelante con el gran esfuerzo de tantas personas (entre ellas, nuestro abuelo Francisco Izquierdo, gran melómano, que fue presidente de la Asociación Asturiana de Amigos de la Ópera en una época compleja), pudieran perderse de un plumazo por quererse ahorrar, en comparación, relativamente poco dinero (no olvidemos que casi la mitad del presupuesto de los «Conciertos del Auditorio» lo aportan los abonados en una suerte de mecenazgo camuflado). La consolidación de estos ciclos situó a Oviedo en el mapa, haciéndolo destino de orquestas e intérpretes de prestigio internacional a la par que desarrollando un intercambio cultural de primer orden con otras ciudades de Europa.

Otro reto al que se enfrenta el curso 2022-2023 es el de la reforma del Auditorio, que amenaza con cancelar la temporada o reducir el número de conciertos. No somos los primeros ni seremos los últimos en encontrarnos en esta situación. Sin ir más lejos, ciudades europeas como Múnich, Leipzig o Edimburgo se encuentran actualmente con sus auditorios en construcción o reparación y suplen temporalmente su falta actuando en salas de menor categoría. Al igual que en Oviedo, la música clásica forma parte de su identidad, por lo que para ellos resultaría inconcebible eliminarla.

Para asegurar el futuro de la música en Oviedo es necesario contar también con aquellas personas menos habituadas a consumirla, puesto que se están perdiendo una parte importante de la vida de la ciudad. Esto se puede conseguir a través de la educación musical, pero no una educación en abstracto, con presentaciones vacías y discursos históricos a los que solo unos pocos prestan atención. Debería ser un concepto similar al que tiene la Orquesta de Cámara de Escocia, con una explicación previa desenfadada sobre lo que se va a escuchar en ese concierto, señalando al público motivos concretos en los que fijarse o bromas del compositor que puedan reconocer en la melodía. De esta manera el público está atento y aprende a disfrutar de la música clásica mediante una escucha activa. Nosotros hemos presenciado en Escocia, desde el escenario, cómo a adolescentes que acompañaban a sus padres con caras largas y a regañadientes se les escapaba alguna carcajada al descubrir uno de estos chascarrillos musicales.

El interés ciudadano es fundamental para sacar adelante los ciclos de conciertos, pero el respaldo de las instituciones es siempre necesario. No dejemos que la ciudad pierda parte de su esencia. Sería de agradecer que las partes implicadas, especialmente nuestro Ayuntamiento y el Gobierno del Principado de Asturias, ayudasen a que la riqueza musical ovetense no solo no se pierda, sino que se cuide y se potencie.

Cartas

Número de cartas: 40698

Número de cartas en Octubre: 32

Tribunas

Número de tribunas: 1888

Número de tribunas en Octubre: 2

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador