La Nueva España » Cartas de los lectores » Pensar en lo común

Pensar en lo común

6 de Noviembre del 2022 - José Luis López Tamargo (Oviedo)

Con el apartamiento de las humanidades y la victoria de lo tecno-científico y el entretenimiento, arrinconando los discursos sesudos acerca de la historia, la filosofía política, la conciencia moral y los cambios colonizadores globales, democracia y mercado, todo queda bastante al albur de lo instantáneo, de la avalancha incesante de información totalmente inasimilable y lo que marcan unos tiempos que parecen casi de "eterno retorno" de ciertos males y peligros que creíamos superados. Será verdad lo que nos dicen que es la verdad oficial, pero "la izquierda realmente existente" asiste inerme e ineficaz al claro deterioro de la sanidad pública, al aumento de las desigualdades sociales y a la concepción de la política como autocomplaciente enseñoreamiento de lo público.

Se está dando una verdadera revolución tributaria de las rentas medias-altas y altas, que no precisan del Estado benefactor salvo como garante de la libertad adquisitiva, la propiedad y el orden estable; estamos perdiendo el sentido de identificación empática con el vecino, de la cordialidad sanadora desinteresada, del respeto profundo por una dignidad humana, por encima de todo enrocamiento sectario o interés de segmento mercantil. Todos tenemos alma de pequeño burgués con orejeras y de aspiración a una vida muelle, que conlleve sobre todo placeres, muros de egoísmo y dinerito de euromillones. Pero, con el cambio climático innegable y la destrucción ecológica, el pacífico cuestionamiento de la democracia como mero formulismo que escenifica un juego partidista con moldes del siglo XIX (cuando nuestra sociedad es posindustrial, con presencia de minorías activas y muy representativas de discapacitados, inmigrantes, mayores o ancianos y mujeres con voz),

es prioritario seguir avanzando y tener interés por la filantropía o por los movimientos de a pie y asociativos, por cierta utopía que no sea estalinismo demagógico hostil ni conservadurismo vacío e inane, de cuatro apoltronados que carecen de modelos sociales del siglo XXI para enfrentar retos y desafíos, que nos incluyen a todos, frente a la desbandada insularista y fragmentadora, donde ya solo queremos reafirmarnos en relaciones que sean de nuestra selectiva cuerda o club de campo. Sean epicúreos, estoicos, cristianos esperanzados de base o simplemente personas de buen carácter sociable, necesitamos gente que nos ilumine con una sonrisa y siga luchando por ideales universales mejores, allende la indiferencia. Con hechos que den testimonio de una vida que busca para bien la legítima prosperidad y el desarrollo personales, pero también un mundo para todos, sin gestos tan previsibles o estereotipados, de mera carcasa, como nos dedican nuestros mandamases.

José Luis López Tamargo

Oviedo

Cartas

Número de cartas: 45649

Número de cartas en Julio: 110

Tribunas

Número de tribunas: 2070

Número de tribunas en Julio: 3

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador