La Nueva España » Cartas de los lectores » Cara de que te deben y no te pagan

Cara de que te deben y no te pagan

1 de Diciembre del 2022 - José Villaamil Gómez de la Torre (Oviedo)

En la película de "Una historia del Bronx", dirigida e interpretada por Robert de Niro, el protagonista se encuentra con un conocido que le debe dinero y que siempre se escabulle cambiando de acera y haciendo caso omiso a los insultos e imprecaciones para que se lo devuelva. Observando lo ocurrido, se encuentra el "gangster" del barrio, encarnado magistralmente por Chazz Palminteri, que sobre el protagonista ejerce un ascendiente fascinador. Este le aconseja como lección de vida, después de callar a sus matones, que hablan de usar bates de béisbol, que, si no es amigo suyo o ni siquiera le cae bien, esa deuda supondrá el modo de librarse de él. Le exhorta a olvidarse y le recuerda que finalmente le habrá salido hasta barato.

A los profesores de la enseñanza concertada de Asturias se nos quitó el 4,5% de toda la masa salarial de 2012 (excepto en el complemento autonómico y en el pago a cuenta). La supresión se hizo efectiva en la paga extraordinaria de Navidad de ese mismo año. Ese porcentaje fue suprimido aduciendo el principio de equiparación retributiva con los trabajadores de la pública, pues a los funcionarios se les había quitado la paga extra en 2011 para paliar los efectos de la crisis económica.

El Gobierno, en 2015, comenzó a devolver esa paga a los funcionarios públicos, hasta hacerlo con todos. Los gobiernos autonómicos, con posterioridad, decidieron extender esta devolución a los trabajadores de la concertada de todas las comunidades autónomas excepto las de Extremadura y Asturias, únicas donde no se ha aplicado el mismo principio de equiparación retributiva que se había observado para su supresión; pero no para su devolución. Y el padecer esta suerte de ley del embudo es lo verdaderamente relevante porque el hecho de que los trabajadores de la concertada asturiana, junto con los de Extremadura, seamos los únicos solo añade un desolador agravio comparativo que pone de manifiesto la falta de voluntad política de todos los consejos de gobierno que han estado en el poder en Asturias desde entonces.

Este asunto solo es como un faro más de los que iluminan lo que, desde su inicio, sufre y arrastra el profesorado de la enseñanza concertada: una situación de flagrante discriminación. Quizá con una luz más llamativa; pero, sin duda, menor que otras luces de otros faros con mayor radio de alcance: plantillas, carga lectiva, salarios, ratios, jubilaciones... El paso del tiempo ha traído consigo que algunos de los trabajadores afectados ya no están en activo y lo puedan dar por perdido, que la gran mayoría probablemente lo haya olvidado y que los nuevos ni siquiera lo conozcan. La Organización de Trabajadores de la Enseñanza Concertada de Asturias (Otecas) nunca ha olvidado y no va a dejar que caiga en el olvido. Seguirá reivindicando su devolución y que esta forme parte de un acuerdo de equiparación retributiva que lleva sin renovarse desde 2007. Si no lo hiciéramos, estaríamos renunciando a un derecho que hemos devengado, al derecho a percibir el pago de una deuda por nuestro trabajo.

En una comparecencia reciente en la Junta, donde la Consejera fue interpelada por los grupos parlamentarios sobre cuestiones generales de educación, manifestó, en relación con esta devolución del 4,5%, no después de un cierto titubeo: "Paso a paso se hace camino al andar". No añadió ningún argumento, como si fuera un oráculo que debiera interpretarse. Y luego volvió a manifestar lo mismo con idéntico tono sibilino cuando se le planteó la equiparación retributiva.

Lo que es un hecho, no sujeto a interpretación, es que, en la Navidad de este año, habrán pasado diez años sin que los distintos responsables de los diferentes gobiernos autonómicos hayan mostrado, ni siquiera, la intención de dar un solo paso en este asunto. Lo que no solo hace imposible que se haga camino, sino que este comience. Diez años (quince, en el caso de la equiparación retributiva) en los que nos han ido viendo la cara a todos los permanentes sindicales de Otecas, y, por extensión, a todos los trabajadores de la enseñanza concertada asturiana, de que nos deben -porque nos lo quitaron- y no nos pagan. Y no podremos seguir el consejo del "gangster" de "Una historia del Bronx" porque, sin poder ni querer entrar en consideraciones de amistad o afinidad, no podemos romper la relación con el que es nuestro pagador. Solo nos queda continuar alzando nuestra voz por cualquier medio y seguir dando la cara.

José Villaamil Gómez de la Torre,

secretario de comunicación de Otecas

Cartas

Número de cartas: 41677

Número de cartas en Enero: 199

Tribunas

Número de tribunas: 1921

Número de tribunas en Enero: 5

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador