La Nueva España » Cartas de los lectores » Nos socavan los cimientos

Nos socavan los cimientos

23 de Enero del 2023 - José Antonio Llano Tirador (Oviedo)

Aunque ya soy mayor, me siguen gustando la buena música y las buenas canciones. Hace pocos días escuché una en la radio que decía: "Cuando fallan los pilares se derrumban los cimientos, lo demás queda en el aire". Lo que ocurre en España. Pero yo diría: "Si socavas los cimientos se derrumban los pilares, lo demás queda en el aire". Los cimientos, la Constitución; los pilares, las leyes, y lo que quedaría en el aire, España, que se derrumbaría estrepitosamente.

Tenemos un muy mal gobierno de coalición que, sostenido por un montón de partidos de su misma catadura (mejor diría caradura), cuya primera obsesión y tarea es anular la conciliación, transición y Constitución del 78, orgullo de los españoles, admiración del mundo y modelo para otras muchas naciones. Para luego instalar un "progresismo" trasnochado que a lo largo de cien años solo trajo revolución, guerra y miseria por todo el mundo. Presumen de ser los "elegidos" del pueblo, y por ello estar por encima de Constitución, leyes y del bien y del mal. Chávez y Hitler también llegaron al poder por los votos.

Quieren Constitución y leyes a su servicio, cuando esta fue redactada y aprobada por la inmensa mayoría de la ciudadanía y partidos, en cabeza los catalanes, que nunca soñaron conseguir tanto autogobierno. Ahora solo les basta la independencia, y como están superempeñados quizás nos pidan una indemnización por tantos años "colonizados y esclavizados".

Se ve mucho nerviosismo, chapuzas y prisas. Se aprueban unas 130 leyes en cuatro años, se derogan o reforman otras sin consultar a organismos que para eso están. Y olvidémonos de la oposición, pues si esta pide paralizar por tres días un acuerdo de la Cámara baja hasta que el tribunal constitucional dictamine si es legal, dicen que es un golpe de Eestado. Sin embargo, lo ocurrido en Cataluña hace cuatro años, con estos "arreglos", no es rebelión ni sedición, quedan como desórdenes públicos agravados. Y aquellos culpables, sin que nadie les pregunte, dicen y repiten que lo volverán a hacer. A pesar de ello les indultan y les allanan el camino para futuras y seguras intentonas. Luego media España se rasga las vestiduras por lo ocurrido en Estados Unidos y Brasil. Vemos la mota y no la viga.

Con toda esta marejada que se traen, tal parece que quieren ponérselo difícil a un posible gobierno de cambio, si es que no pueden impedir que esto ocurra. Tendría que tratar de arreglar tanta chapuza como a marcha forzada nos están imponiendo. En Cataluña, en la que presumen de haber calmado (veo ahí una miopía de consulta) quizás al pueblo pero no los políticos, verdaderos culpables e instigadores. Tendrán que ponerles unos límites muy concretos y firmes a sus locas pretensiones.

Dicen, para tapar tanto desaguisado, que económicamente evolucionamos bien. Nuestra deuda asciende a 1,5 billones de euros y aumentando vertiginosamente, y los intereses al alza. Esta deuda la tenemos que pagar sí o sí. A Grecia, Portugal e Irlanda Europa los intervino hace unos diez años, les impusieron fuertes recortes y la están pagando. En España nos libramos porque Rajoy, en contra de la opinión de propios y extraños, se opuso y le dio la vuelta a una situación dificilísima.

Se habla de 70.000 millones de aumento de recaudación de impuestos a causa de la inflación, otros 140.000 millones que nos están llegando de Europa y se dice que solo una pequeña parte se está dedicando a relanzar la economía, que es para lo que está asignada; subimos unos impuestos, creamos otros nuevos y gastamos como si tuviésemos las arcas llenas y superávit. Parecen los Reyes Magos lanzando caramelos a los niños. Yo creo que para esto no hace falta tanto ministro, burocracia y asesores solo pensando en el voto electoral. Quieren demostrar algunas veces firmeza ante separatistas y comparsas. Todo teatro; si ganan las próximas elecciones habrá referéndum o consulta, que tanto monta.

Y termino; ayudas, las justas y necesarias, que hay mucha malversación. Sí, a toda persona o empresa que quiera instalar o ampliar con nuevos puestos de trabajo. Que la Constitución siga al servicio de España y los españoles y no al servicio del pueblo, como dijo la pondría el nuevo presidente del Tribunal Constitucional, el señor Conde-Pumpido, que ya sabemos lo que entienden por el "pueblo" estos ciudadanos.

Cartas

Número de cartas: 44765

Número de cartas en Febrero: 174

Tribunas

Número de tribunas: 2023

Número de tribunas en Febrero: 9

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador