La Nueva España » Cartas de los lectores » Debe de ser muy triste morirse de pena

Debe de ser muy triste morirse de pena

25 de Enero del 2023 - Enrique Stuyck Romá (Madrid)

Cuando se escuchan o se leen noticias sobre la situación de muchas personas mayores tanto por el lamentable trato que se les da en muchas residencias como por el desamparo y la soledad que sufren al ser prácticamente marginadas por sus familiares más directos, uno se pregunta a qué se debe y por qué no se toman las medidas oportunas para remediarlo.

Esta es una situación mucho más frecuente de lo deseado, lo que indica el grado de insensibilidad de la sociedad al respecto de la realidad de una etapa que se prolonga durante muchos años como consecuencia de la esperanza de vida, que cada vez representa un mayor porcentaje de la población, pero que no se trata como es debido.

La vejez es una etapa de la vida que puede ser maravillosa si hay oportunidades y si se le da el lugar que le corresponde, tanto en el ámbito doméstico como en cualquier otro. Es una obligación social, familiar e institucional, una responsabilidad moral, un compromiso social con el que no se cumple como debiera y que, en mayor o menor medida, nos incumbe a todos, porque la sociedad somos todos, de cualquier edad y condición, y todos tenemos los mismos derechos, que no siempre son respetados.

Debe de ser muy triste llegar a la última etapa de la vida sintiéndose uno solo y desamparado, y terminar los días con mucha pena en el alma. Una sensación que no quisiéramos para nuestros seres queridos ni para nosotros mismos, razón de más para que este asunto se plantee como un problema social de primera magnitud que habría que resolver con carácter prioritario.

Cartas

Número de cartas: 45106

Número de cartas en Abril: 122

Tribunas

Número de tribunas: 2035

Número de tribunas en Abril: 4

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador