La Nueva España » Cartas de los lectores » La misión no revelada

La misión no revelada

18 de Marzo del 2023 - Rufo Costales (Oviedo)

El anuncio de la NASA de que acaba de detectar una misteriosa señal de radio de la luna Ganímedes, una de las lunas que orbitan Júpiter, devuelve a la actualidad a Carlos Jesús, aquel mesías intergaláctico que se hizo célebre en la década de los noventa, al que siempre imagino con mallas de colores brillantes y una gran cruz en el pecho, asegurando que el sol no quemaba, o que arreglaba ordenadores con el microchip que tenía en la cabeza. Seguro que lo recuerda.

A la vista de esta noticia, Carlos Jesús adelantaría en unos 30 años, tiene tela, el descubrimiento actual de la NASA: “Al mundo vendrán, dentro de poco, 13 millones de naves de alguna confederación intergaláctica, de Ganímedes, de Constelación Orión, de Raticulín...”, había advertido una y otra vez.

Cabe recordar que personaje tan singular, al que los modernos definirían como “no binario de género fluido”, encarnado en la figura de Micael o Crístofer, aseguraba haber muerto dos veces por sendas descargas eléctricas en dos cadenas de montaje diferentes, pero que había resucitado después de que Jesús, en un encuentro frente a una churrería, le encomendara una “misión” en la Tierra.

Las redes sociales arden ahora exigiendo una disculpa a todos aquellos que se reían, nos reíamos, después de que sus predicciones cobren vigencia... ¿Era reamente un visionario?

¿Y esta breve señal? ¿Un contacto especial de Crístofer resultante de alguna relación de amor lujurioso posesivo celosamente guardado hasta la fecha, listo para la intriga, como fruto de sus constantes correrías intergalácticas, o es, simple y llanamente, un alien que demanda el cumplimiento de la críptica misión encomendada por Jesús?

A falta de otras noticias relajantes, celebremos este rejuvenecedor y feliz acontecimiento de la reaparición de Carlos Jesús (aunque un poco extemporánea, como Tamames), para que nos explique, al menos, si sus constantes viajes astrales por Raticulín, la asociación estelar de Beta Pictoris, la constelación de Orión y Ganímedes, tienen algo o mucho que ver con la misión encomendada, y si esta se refiere “por casualidad” a la reforma del sistema de pensiones, o bien está relacionada con las destructivas “plagas” que nos acojonan y marcan nuestra permanencia en este planeta.

Aunque son muchas las alternativas patrias de signo negativo que podrían corresponder a tan mesiánica misión, sirvan como ejemplo: nuestro heterodoxo Gobierno actual, la corrupción, la guerra, el narcotráfico, la violencia desatada, Sodoma y Gomorra siglo XXI, el “caso Pegasus”, el tráfico de personas, el advenimiento de Iglesias (el tábano Pablo), la inflación, los bajos salarios, el desempleo y las plagas bíblicas (otra vez Pablo).

No cito aquí a Irene Montero e Ione Belarra para resarcir al Ministerio de Igualdad por la irresponsabilidad multicultural que supone no hacerle la ola por sus traumáticos y evidentes “éxitos” legislativos.

Saludos cordiales.

Cartas

Número de cartas: 45106

Número de cartas en Abril: 122

Tribunas

Número de tribunas: 2035

Número de tribunas en Abril: 4

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador