La Nueva España » Cartas de los lectores » Epístola vitalista

Epístola vitalista

26 de Enero del 2024 - José Luis López Tamargo (Oviedo)

Distante de todo fanatismo cerril, canto a la tradición miles de veces repetida desde el primer albor de la civilización. Amo la espiritualidad como plasmación de lo mejor del alma humana y escribo, porque creo en las palabras elevadas, que no altisonantes, y su fuerza transformadora, pacificadora y dialogante, frente a la fuerza destructiva sin razón ni argumentos. El tiempo huye y se escabulle pero el secreto de la vida consiste en no perder la más alta ilusión ni la clarísima esperanza, salvadora de toda náusea y ciénaga. Que tu aportación al mundo sea dar ánimos, ayudar al humilde, mejorarte cada día y dar lo mejor que sabes hacer y ser. El amor no es concepto ni ideales cursis, es grial votivo, transformador del mundo y de la vida, a veces mero acontecer de sucesos sin sentido, gélidos y necesitados de calidez que conforte y dé preciosa ternura. Lo mejor de la vida, verse rodeado de cariño, que tus más excelentes sueños se vayan pareciendo a tu realidad, la gratitud sincera y cordial hacia todos aquellos que te ayudaron, las artes, la cultura, la ciencia que alivia, cura todo sufrimiento y la enfermedad. El sentirse humano íntegro por reverenciar la vida, poner todo el empeño en la realización de un ideal tan bello como justo y ético, disfrutando de todas las etapas de la vida y con ojos siempre jóvenes. La felicidad estriba en ver lo jovial arquetípico, lo divino, grato, amable y maravilloso de la vida corriente como regalo fraterno; consiste en amar tu esencia con mucha largueza, para así darse, desde la bondad, a los demás, sin exclusiones, como ser auténtico y con misión. Con vistas a lo no fatalmente putrescible y, por lo tanto, inmortal. Con vistas a los Campos Elíseos, a las moradas celestiales. Al Reino de los Cielos, que es Cristo, Alfa y Omega.

Cartas

Número de cartas: 45649

Número de cartas en Julio: 110

Tribunas

Número de tribunas: 2070

Número de tribunas en Julio: 3

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador