La Nueva España » Cartas de los lectores » Motores e industria de guerra

Motores e industria de guerra

11 de Febrero del 2024 - Rafael Magdalena Palenciano (Gijón)

Manifestarnos por la independencia de Palestina o por la de Ucrania es tan inservible como querer ganar una cantidad ilimitada de partidas que una ocurre después o en el caso de estas dos a la vez.

Los únicos beneficiados de las guerras son los capitales, que venden materiales y financian la industria de guerra. Ejemplo: para los blindados necesitas material como metal y piezas móviles como los motores, las cadenas de los tanques y el acero para los blindados.

En los motores para los tanques franceses nos encontramos con el Wärtsilä, con un consumo de 13,8 litros/km2 (la versión de exportación monta un MTU 860), 8 cilindros diésel

1.500 CV (1,100 kW), u otras empresas que fabrican motores tipo X país para los distintos tipos de defensa.

Así que podemos resumir que todas las empresa de motores y automóviles viven de la industria de la guerra, incluso hay algunos como BMW que es tan dependiente de los militares que tiene una división de ventas especial para los militares americanos.

Aunque también se necesita acero para las chapas, acerías, minas de materias raras para los chips, material para las cadenas y todo ello antes de llegar al diseño con su consumo de combustible. Que consumirán los blindados.

Para pagar todo esto se necesitarán unos créditos que son pagados por todos con los bonos del Estado y en efectivo con los impuestos.

Así que las guerras podemos decir que son como juegos de botella infantiles: la botella cae en los rostros de los pueblos que dejaran muertos inocentes en sus pueblos, sean del bando que sea.

Ellos se enriquecen con nuestro dinero y recursos, mientras nosotros ponemos el aceite y la sangre para que ellos puedan pagar sus plusvalías.

Si hay dos leyes universales, una religiosa la de Noé y otra política que es la greco-romana, principio de todo pensamiento universal de las cosas, qué razón hay para mantener esos enormes ejércitos y esos vendedores de muerte (armas de fuego, chalecos y material diverso para los ejércitos).

Nuestro mar puede ser un mar abierto al comercio que diferencia a un gentil, un judío y un árabe y más a un ucraniano de un ruso.

No necesitamos sus mercancías de sangre, ya tenemos la retórica para arreglar nuestros asuntos.

Cartas

Número de cartas: 44795

Número de cartas en Marzo: 10

Tribunas

Número de tribunas: 2025

Número de tribunas en Marzo: 1

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador