La Nueva España » Cartas de los lectores » Excusatio non petita...

Excusatio non petita...

12 de Febrero del 2024 - Eulogio Llanos Verdasco (Pola de Siero)

En la ceremonia de los "Goya", el director de cine Pedro Almodóvar se dirigió a un político, sin citar su nombre, pero manifestando que se encontraba en la sala, defendiéndose de una acusación que este había pronunciado acerca de los cineastas, en el que manifestaba que eran unos señoritos que recibían subvenciones millonarias y rodaban películas que no interesaban a nadie. Dicho comentario lo hacía comparando a los cineastas con los agricultores, a quienes la "fachosfera" gubernamental había definido como señoritos empresarios del campo y no como lo que son, en realidad, la mayoría: trabajadores agrarios a los que la UE y, en especial, el actual Gobierno están criminalizando con el estúpido relato de la defensa climática y otras zarandajas por el estilo, que demuestran una mezquina hipocresía y un infantilismo que raya con la imbecilidad, ya que la "superecológica" UE y nuestro "progresista, feminista, ecologista..." Gobierno compran todo tipo de productos, además de los agrícolas, a países que no respetan ninguna norma favorable ni a la ecología, ni al clima y que, en algunos casos, son dictaduras que no respetan ningún derecho humano.

Pues bien, el oscarizado director de cine, cual caballero andante defensor de lo suyo y los suyos, tomó la palabra cual espada y arremetió contra el político sin darse cuenta de que el intrascendente, oportunista y populista comentario de este le había escocido y denotaba una cierta veracidad, cuando no una aproximación a la realidad. En todo caso, el político no dijo nada que no fuera "vox populi", puesto que toda la ciudadanía sabe que las subvenciones al cine son millonarias y no todas las películas subvencionadas cuentan con el favor del público para el que están hechas y de cuyos bolsillos salen los dineros. Aunque, por otra parte, es bien sabido que el arte no tiene connotación universal, es más bien para iniciados, cuando no para expertos.

Por otra parte, lo sucedido entra dentro del clima de frentismo, intolerancia y deterioro de las libertades que vivimos en la actualidad. El cineasta, llevado por su ideología, contraria a la del político y, aprovechando su innegable superioridad mediática, quiso hacer valer el escaparate que tenía en sus manos para ajustar cuentas, desacreditar a quien osa criticar al cine o sacarle los colores al enemigo ideológico ante sus correligionarios y, de paso, quedar como héroe ante los suyos. Y de hecho esto último lo consiguió, como quedó reflejado en los aplausos y vítores escuchados en el recinto vallisoletano. Sin embargo, al final de la película, no fue el cineasta quien se llevó el gato al agua, puesto que una declaración sin importancia se convirtió en una noticia de primer orden que produjo un efecto inmensamente superior al esperado por el político. Y es que la ideología, en muchas ocasiones, camina en dirección contraria a la razón y, como nos enseñó el derecho latino: "Excusatio non petita, accusatio manifesta".

Cartas

Número de cartas: 44795

Número de cartas en Marzo: 10

Tribunas

Número de tribunas: 2025

Número de tribunas en Marzo: 1

Condiciones
Enviar carta por internet

Debe rellenar todos los datos obligatorios solicitados en el formulario. Las cartas deberán tener una extensión equivalente a un folio a doble espacio y podrán ser publicadas tanto en la edición impresa como en la digital.

» Formulario de envío.

Enviar carta por correo convencional

Las cartas a esta sección deberán remitirse mecanografiadas, con una extensión aconsejada de un folio a doble espacio y acompañadas de nombre y apellidos, dirección, fotocopia del DNI y número de teléfono de la persona o personas que la firman a la siguiente dirección:

Calvo Sotelo, 7, 33007 Oviedo
Buscador